4 consejos para poder fumar en los festivales de música

Os presentamos una serie de recomendaciones para poder introducir marihuana en los conciertos

El verano está a la vuelta de la esquina y los festivales empiezan a agotar sus entradas. Muchos darán por hecho que se puede introducir la marihuana sin ningún tipo de problema, pero las restricciones son muchas, al contrario de lo que se podría pensar. En la inmensa mayoría de los festivales está terminantemente prohibido consumir marihuana, incluidos aquellos con prescripción médica por cualquier tipo de enfermedad.

Aun así hay una serie de métodos para conseguir acceder a los festivales con cannabis y poder disfrutar de la inmejorable experiencia de unificar música y marihuana. Las autoridades y responsables de los festivales saben que muchos lograrán entrar con ella, pero no por ello dejarán de establecer intensivos controles para evitarlo. Gracias a estos consejos podrás ser de los afortunados que logren no ser cogidos.

1. Esconde la marihuana en lugares recónditos

El interior de los calcetines, los bolsillos más escondidos de los pantalones y hasta la ropa interior son los lugares preferidos para poder acceder a los recintos con marihuana. Olvídate de llevarla a la vista o en lugares comunes. De esta manera tienes más posibilidades de éxito.

2. Fuma en el centro de la multitud

Lo mejor para poder disfrutar del cóctel de marihuana y música es diluirse entre la multitud. Así pasarás desapercibido y los vigilantes de los eventos lo tendrán difícil para encontrarte. En el caso de que así sea tendrás la oportunidad de escabullirte con el tiempo suficiente.

3. Fuma apuntando hacia el suelo

Una de las principales características del humo es la facilidad para ser visto a muchos metros de distancia. Por ello evita inhalar y exhalar en la posición habitual. En su lugar es recomendable apuntar hacia el suelo y que así el humo se disuelva entre la multitud.

4. Conoce tus derechos

Puede ser inevitable ser cogido por los responsables de seguridad. En este caso es crucial conocer tus derechos. No sólo para saber lo que están permitidos a hacer o no, sino también las preguntas que pueden hacerte y que tú puedes responder o no.

Deja un comentario