Un popular activista catalán se enfrenta a dos años de cárcel por plantar marihuana medicinal

16

Un popular activista catalán se enfrenta a dos años de cárcel por plantar marihuana medicinal

Decenas de personas acompañaron al horticultor Josep Pàmies en el último día del juicio

 

El horticultor i activista a favor de la legalización del cannabis, Josep Pàmies, se enfrenta a una posible pena de dos años de cárcel y 16.000 euros de multa después que en 2014 la policia catalana encontrara decenas de plantas de marihuana en un invernadero de su propiedad. El juicio quedó visto para sentencia ayer jueves en los juzgados de la ciudad de Lleida.

En este último acto, Pàmies estuvo acompañado de medio centenar de personas que ante el juzgado desplegaron una pancarta con el lema “Castigar a quién ayuda no es impartir justicia”. Algunos enfermos que utilizan el fruto de esos cultivos estuvieron presentes en el acto. Pàmies se mostró tranquilo durante la jornada y aseguró que no ha cometido ningún delito ni se arrepiente de sus acciones.

Según su abogada, el horticultor cedió los terrenos de su propiedad para que 46 personas de la asociación Dulce Revolución cultivaran marihuana para usos terapéuticos. En ningún caso habría comercializado con la planta. El horticultor calificó de “inhumano e injusto” el hecho que no se permita el uso de la planta a pesar de las documentadas evidencias de sus propiedades para ayudar a muchas personas enfermas.

Como acto de solidaridad con Josep Pàmies, la asociación Dulce Revolución anima a quien lo desee a cultivar una planta de marihuana y ofrecerla gratuitamente a personas que la necesiten para resolver problemas de salud derivados de algunas de estas enfermedades: cáncer, epilepsia, esclerosis múltiple, Parkinson, artrosis, artritis i fibromialgia.

Hoy recuperamos un vídeo que emitimos a principios de 2015, en el cual nos desplazamos a Balaguer, la población de Josep Pàmies, para seguir la movilización ante su primera declaración en el juzgado local después de la incautación de las plantas de marihuana en su terreno. Pàmies, su abogado de la época, Jaume Asens, ahora regidor del Ayuntamiento de Barcelona, miembros de asociaciones que defienden su misma causa legalizadora o enfermos que utilizan la marihuana como elemento terapéutico pasaron ante nuestras cámaras para explicar su visión del asunto.

El CBD combate la epilepsia, según un estudio de la Universidad de Nueva York
El dab, o concentrado de cannabis, gana cierta popularidad